Vehículo eléctrico y comunicaciones. Un reto compartido

La ciudad de Valencia acogió el pasado 25 de junio de 2015 la conferencia “Vehículo eléctrico y comunicaciones. Un reto compartido” a cargo de Arturo Pérez de Lucia, gerente de AEDIVE, en el marco de la 17 edición de los Premios y Noche de las Telecomunicaciones Valencianas.

El COITCV en colaboración con ETSIT-UPV, InnDEA Valencia, IVACE, la Consellería de Hacienda y AAPP-GVA, organizaron en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de la ciudad mediterránea la 17 edición de los Premios y Noche de las Telecomunicaciones Valencianas (NTV 2015) bajo el lema: “Transporte inteligente para un mundo sin distancias”.

En esta edición se ha abordado el papel relevante de las Tecnologías de la Información en sectores clave como el automóvil, la logística, la señalización y el control de tráfico terrestre, aéreo y marítimo en una conferencia titulada “Vehículo eléctrico y comunicaciones. Un reto compartido” impartida por Arturo Pérez de Lucía, director de AEDIVE, Asociación Empresarial para el desarrollo e impulso del vehículo eléctrico.

Desde su perspectiva el futuro de la movilidad será electrico. “Un sector que evoluciona gracias a la tecnología y que permite actualmente conocer dónde está el punto de recarga más cercano, obtener información en tiempo real sobre el estado del tráfico para gestionar la ruta más eficiente y corta a nuestro destino. E incluso conocer a través del móvil el estado de la carga de la batería y ordenar a distancia su conexión o desconexión”.

Perez de Lucía informa que actualmente España ocupa puestos de liderazgo industrial en el mundo en cuanto a la fabricación de vehículos eléctricos, con fábricas en Cataluña, Galicia, País Vasco, Castilla y León y Murcia, donde se producen para el mercado nacional e internacional furgonetas 100% eléctricas, cuadricilos y vehículos para usos logísticos, así como motos eléctricas, autobuses y microbuses.

Pérez de Lucía recordó que el vehículo eléctrico es una tecnología disruptiva, como antaño lo fue el ordenador o el móvil, muy vinculada a la investigación y desarrollo para mejorar la capacidad y autonomía de las baterías y las infraestructuras que permitan optimizar cada vez más los tiempos de recarga.

A su vez, se trata de un sector ligado a los desarrollos en tecnologías de la información y la comunicación, no sólo para comunicar al usuario con su vehículo a través de dispositivos móviles, sino también con las infraestructuras de recarga y de control para una gestión eficiente de la demanda.

Por tanto, estamos ante “un vehículo conectado que será más eficaz en sus objetivos medioambientales, energéticos y económicos cuanto mayor sea el flujo de información y comunicación en toda la cadena de valor”.

Destacó el potencial generador de empleo directo y desarrollo de nuevos modelos de negocio como el carsharing, o la especialización en sectores tradicionales como el del taxi, el reparto capilar de mercancías o el rent a car, donde la electrificación de los modos de transporte, unidos a las tecnologías de la información y la comunicación, permitirán optimizar la intermodalidad del transporte.

Finalmente recordó que la movilidad eléctrica aporta también, desde un punto de vista energético, ventajas en el equilibrio de un mix donde el papel de las energías renovables será cada vez más destacado por el hecho de que la recarga nocturna de los vehículos eléctricos, cuando no se están utilizando, permitirá optimizar el aprovechamiento de energías autóctonas y no contaminantes.

El evento sirvió también para que AEDIVE iniciara los primeros contactos con el nuevo ejecutivo de Valencia, con el fin de impulsar la movilidad eléctrica en esa ciudad, que hasta el momento ha iniciado apenas tímidas actuaciones en este sentido.

Síguenos en twitterContacto